Sorprendente último lanzamiento por la discográfica de Steve Angello con un sonido muy poco habitual. Si la característica de SIZE ha sido el progressive, esta vez nos rompen los esquemas con un downtempo inesperado. Después de un 2017 bastante meritorio en lo musical, 2018 parece venir cargado de sorpresas. Aunque sin saber todavía si será algo habitual, ya podemos decir que este debut del joven WDL con Fight viene cargado de calidad. Se convierte en el segundo release del año tras Arlanda, y deja al sello en su número 199 desde que se fundó. ¿Podremos ver algo especial en el número 200? Steve Angello suele tener todo bien programado y no suele dejar nada al despiste.

Centrándonos en los que nos acontece hoy. Tras haber pasado unos días desde la fecha de lanzamiento se ha podido apreciar el desconcierto entre los seguidores del sello. Algunos son los que, dejando a un lado géneros, aprecian el buen sonido de la pista y la buena calidad en ella. Entre estos la mayoría tambien son del pensamiento que no encaja en la temática del sello de Steve Angello. Por otro lado hay otros muchos que directamente este Fight les deja fríos, pudiendo apreciarse un menor apoyo tanto en reproducciones como en RRSS.

Estos bajos números también los pudimos ver en el último lanzamiento que se salió de lo habitual. El remix a Burn de corte techno llevado a cabo por Brennen Grey no amasa ni la mitad de reproducciones que otros lanzamiento posteriores. ¿Qué significado le doy personalmente? Que SIZE tiene un público fiel dentro de un estilo, y que la mayoría de este no está abierto a cosas diferentes. Una verdadera pena ya que en la variedad está el gusto y una vez cada cierto tiempo es bueno alejarse del sonido de confort y buscar romper con lo establecido y esperado.

Pablo Shaz

Pablo Shaz

#ProgIsAlive