Guste más o guste menos, Tiësto ya es una leyenda de la música electrónica, aunque a estas alturas de la película esté lejos de ser el que un día se ganó ese lugar en la historia. Como leyenda que es, sigue alcanzando metas y grandes hitos, como el que celebró en la semana del ya pasado Amsterdam Dance Event en el Amsterdam Music Festival, donde pinchó durante seis horas en honor a la 500ª edición de su famoso y muy seguido Podcast Tiesto’s Club Life.

En estas seis horas de sesión lo que Tiësto pretendía era volver a esos tiempos en lo que lo normal eran estas mismas seis horas, y no los sets de ahora de hora y media de duración prefabricados que encontramos en el 90% de los festivales y grandes fiestas incluso en clubes a día de hoy, desde hace ya varios años. Tiësto devolvió a la vida el alma de su antigua figura pinchando sus clásicos más emblemáticos y reconocibles, en lo que se convirtió en un viaje musical en el que estuvieron presentes todas las caras y facetas del holandés.

Charly

Charly

@charlytweet__
  • sasha

    Fue un set de mierda, con todos mis respetos. Markus Schulz colgó su set de 10 horas en Stereo y se lo cepilla. Con patatas.Las combinaciones que el aleman hace no se las veo al holandés ni de palo. No por inerccia. Uno ya no pide Trance , pero joder si en tu programa pones eso que el llama “deep House” ( que no lo es), coñe ponlo. Intenta sorprender,demuestra el fondo de maleta que tienes,construye un set, intenta crea una atmósfera o algo… No esa mierda sin sentido. Un dolor de cabeza increíble, unas mezclas de mofa ( y no soy Dj) y una selección de risa.