Después de una larga espera, el productor británico SG Lewis anunciaba a principios de año el ambicioso proyecto que tiene entre manos hasta el día de hoy. Como comentamos con el primer adelanto ‘Aura’, se trata de un álbum en el que explorará la cultura clubbing a través de tres partes muy diferenciadas y canalizadas en el atardecer (Dusk), la noche (Dark) y el amanecer (Dawn), que iría presentando a lo largo del año. Hoy hablamos de la -muy esperada- primera parte, con la que el inglés da el pistoletazo de salida definitivo al proyecto.

Sin duda es un concepto de álbum que requiere tener las ideas muy claras, y el productor de momento ha empezado con buen pie con la primera parte, Dusk, la cual acaba de publicarse al completo. Las atmósferas y la ambientación que SG crea para este avance plasman de manera cristalina lo que todo el mundo tendría en la cabeza cuando piensa en la música que escucharía al caer el sol. Las 6 canciones que conforman esta parte del álbum no sólo consiguen brillar por separado sino que conviven unas con las otras con unas transiciones perfectamente realizadas que no hacen más que reforzar la historia temporal que el productor quiere contar.

SG Lewis - Dusk

Así, este pseudo-EP comienza con un ‘Sunsets’ dividido en dos partes. La primera de ellas se presenta con un comienzo envolvente, y SG Lewis apuesta por la progresión para hacerla crecer a un tema más rítmico y tropical que dará lugar a una segunda parte que, aunque sigue manteniendo un ritmo seco y fuerte incorpora muchos elementos melódicos electrónicos y la voz de la compositora y, en este caso también vocalista, Frances. La manera en la que esta segunda parte se construye sobre la primera es sin duda de lo más destacado que podemos encontrar en este Dusk.

A continuación está la primeramente adelantada Aura junto a J Warner, la cual es que te transporta sin esfuerzo gracias a su embriagadora atmósfera y la magnífica instrumentación que acompañan a los sintetizadores y al vocalista. A continuación, y a modo de interludio está ‘Golden’, la cual mantiene el groove creado con el tema anterior y lo engancha a ‘Coming Up’, otro de los temas que desveló hace un par de semanas y es otro de los platos fuertes de este miniálbum. Este segundo single exalta la intención “funkera” que comienza a entreverse en la canción anterior y lo amolda a su propia personalidad, especialmente gracias al carismático estribillo que incorpora unos vocales muy rítmicos y un notable bajo.

Para terminar y “dar paso a la noche” cierra ‘Tides’ junto a Kartell, un track en el que ya se puede percibir una atmósfera más elegante que desvanece y deja respirar los sonidos electrónicos que incluye, sonando en todo el conjunto como un ente fluido. Y así concluye esta primera parte del esperado álbum de SG Lewis que nos adelanta 3 meses el verano, de momento con una nota sobresaliente. Esperemos que las otras dos partes de este proyecto estén a la altura de este gran comienzo.


SG Lewis – Dusk:

Joaquín

Joaquín

A melody pure and a rhythm loud.