Dos imágenes que hablan por si solas, y que, como se suele decir, valen más que mil palabras. La aventura conjunta entre Madeon y Porter Robinson en la cual ambos han ido de la mano durante este último año, ha llegado a su fin. Todo lo que ha llegado después del éxito mundial que supuso su más que exitosa colaboración ‘Shelter‘, terminó ayer en uno de los mejores escenarios posibles, el de Coachella.

Tanto el joven francés como el estadounidense ya anunciaron hace unos meses que el concepto “Shelter” terminaba con el tour, y que ambos retomarían sus carreras por separado después de ese final. Si volverán a trabajar juntos o no en algo similar es toda una incógnita, pero con todo el éxito y las alegrías que les ha traído, todo hace pensar que existen muchas papeletas para que les volvamos a ver juntos en una experiencia parecida en un futuro, y quizá no muy lejano, pues la legión de fans que han conseguido reunir con este proyecto les estará esperando de vuelta. Hoy nos hemos levantado con dos imágenes que describen perfectamente lo que ha supuesto “Shelter” para los dos, una unión más allá de los profesional, un vinculo más allá de la música, pero estrictamente relacionado con ella.

Hasta la próxima, chicos.

Charly

Charly

@charlytweet__