Las eléctricas producciones en ‘Take Me Apart’ de Kelela desafían los estándares del R&B

Hay artistas poco conformistas. No se sienten cómodos con los sonidos establecidos y por ello buscan más allá, se salen de la zona de comodidad en la que muchos otros hubieran estado a gusto sonando como la mayoría y trabajando con aquellos productores que al final marcan las modas. Para la procedente de Washington Kelela esto ha sido algo a evitar en su magnífico álbum debut, ‘Take Me Apart’.

Kelela es una artista que, basándonos solo en su voz es ya una apuesta ganadora para todo el que se precie a escucharla, y que sin duda habría tenido un hueco bastante privilegiado en el mercado del R&B, el cual ha repuntado en el último año gracias a artistas de la talla de SZA, Solange o Jhene Aiko. Pero, como hemos dicho, la americana decidió tomar la sartén por el mango a la hora de crear su marca original, y salirse así de esta área precintada. La artista novel ya apuntaba maneras con el EP que estrenó en 2015, ‘Hallucinogen’, el cual ya te introducía en ambientes futuristas con elaboradas producciones entre otras personas de Arca, con el cual ha vuelto a trabajar para este LP.

Puede que ‘Take Me Apart’ incluya a veces estilos más conocidos como los pequeños toques Trap de el interludio ‘Bluff’ o la mística ‘Frontline’, que a la vez funciona perfectamente como un tema de pseudo Hip Hop. Sin embargo, a grosso modo el largo se percibe como una obra visionaria dispuesta a abrir nuevos caminos que definen nuevos sonidos gracias a una mayor permisión de los sintetizadores en las canciones. De este modo, Kelela se refugia en sonidos oscuros y futuristas, a veces rozando la psicodelia, pero siempre manteniendo una misma línea y conviviendo en una atmósfera creada por ellos y la voz de la cantante que, si bien ya es embriagadora por sí sola, esta gana más cuando armoniza con varias voces.

El ritmo es un elemento muy importante de esta maquinaria tan bien engranada. Hay tracks como el frenético ‘Take Me Apart’, ‘Onanon’ o ‘Enough’ en los que esto se hace más palpable, y luego hay otros como ‘Waitin’ o el primer single ‘LMK’, que lo enmascaran con unas producciones más bailables. Y finalmente están las más descolgadas en este aspecto pero que no por ello merecen menos atención, como ‘Better’ la cual está co-escrita por la vocalista Romy de The XX, con quien entabló una buena amistad hace unos años.

Sin lugar a dudas Kelela nos ha traído un trabajo muy bien horneado que ha destacado arriesgar y ganar con sonidos que pocos artistas habían explorado, y esperemos abra puertas para seguir innovando y eliminando etiquetas. Ya puedes escuchar al completo Kelela – Take Me Aparta continuación:

Joaquín

Joaquín

A melody pure and a rhythm loud.