Zomboy, Feed Me y Flux Pavilion. Los chicos de Groove Street pueden estar orgullosos de haber conseguido que estos tres pesos pesados de la escena Bass en la música electrónica hayan pasado por ‘Veneno’ dejando noches para enmarcar en la ciudad de Valencia. Como ya os anunciamos, Flux Pavilion era el encargado de inaugurar el año particular de Groove Street el pasado 10 de febrero en La3 Valencia, hecho que generó mucha expectación, ya que el británico es autor de varios de los temas más escuchados en las pistas de baile y en los festivales.

Para comenzar la noche, tuvimos el set cada vez más esperado de QWERT, quien volvió a mostrar una gran selección musical, fruto de aproximadamente 3 horas de sesión con la sala prácticamente llena, hecho que evidencia el progreso que ha realizado la fundadora de Groove Street a los platos y por ello es cada vez más gente la que quiere estar presente durante su actuación.

Tras QWERT, Flux Pavilion apareció sobre el escenario a las 4 de la mañana aproximadamente para elevar más si cabe el ‘hype’ que había en la sala por ver en acción al DJ y productor. Durante una hora y cuarto, pudimos escuchar todos los grandes éxitos del artista, muy entregado a su público, el cual le devolvía esto con entusiasmo y energía, hasta tal punto de que en ciertos momentos se podían escuchar más los gritos de la gente que a los propios altavoces. En resumen, un set cargado de Dubstep, Trap, Electro House… que volvió a poner patas arriba una vez más a Veneno.

Una vez más, la responsabilidad de cerrar la noche como Dios manda, recaía sobre los chicos de Beauty Brain, quienes no defraudaron y presentaron a los seguidores de Groove Street ‘Solteras’, su último tema que ya analizamos aquí. Es difícil pensar que la gente pudiese tener fuerzas tras dos sets tan enérgicos como fueron los de QWERT y Flux Pavilion, pero con la energía y el buen rollo que transmiten, era imposible no moverse. Superando las expectativas una vez más, Groove Street sigue creciendo a grandes pasos y mostrando unas ganas y ambición envidiable y a la vez ejemplar para muchos colectivos. Esperamos con ganas la próxima ‘Veneno’.

 

Diego Soriano

Diego Soriano

Forgive me for my wrongs, I have just begun