“Las confirmaciones de los grandes festivales españoles se parecen cada día más al “Día de la Marmota”. Una y otra vez lo mismo. Cada año igual. Qué pereza. 

Yo prometo que mi crítica iba a quedarse en ese tweet, en un par de lineas resumiendo lo que estoy viendo en estas últimas semanas, pero me han liado y aquí estoy otra vez, dando por saco. No me extenderé demasiado, esto ya lo hable un poco en mi artículo de análisis sobre la situación del TOP 100 de DJ Mag y las consecuencias negativas que tiene el mismo sobre lo que finalmente llega al consumidor en festivales y clubs, pero hoy me apetece profundizar algo más en ello. No sé si con este nuevo análisis acertaré o no, si estaré en lo cierto, pero lo que si sé es que en Españ se arriesga poco. Por lo general, ojo, pues hay propuestas no tan multitudinarias ni mainstream que sí arriesgan año a año  y confeccionan propuestas novedosas y de calidad en otros ámbitos de la música electrónica contemporánea. El problema reside en el propio mainstream, el plano que abarca este artículo.

Me planteaba el hecho de no dar nombres pero, ¿qué es de una gran serie sin sus protagonistas? La serie de todos los veranos en nuestro país desde hace unos 4/5 años aproximadamente, viene protagonizada por Medusa Sunbeach Festival, Dreambeach Villaricos, A Summer Story y Barcelona Beach Festival. Festivales como Marenostrum, Los Alamos y, permitiéndome el lujo de incluir al Arenal Sound por una simple razón que ahora explicaré, han completado el elenco de eventos que ofrecían lo más mainstream de la electrónica internacional en nuestra escena. Si incluyo al Arenal Sound es por el simple motivo de que todos los años aportan algo de electrónica en su cartel y esta es del perfil que motiva todo esto. Es más, si lo incluyo es porque sus nuevas confirmaciones han terminado de rematar este pensamiento y me han decidido a desarrollar la idea de este post y compartirla con vosotros: hoy, Steve Aoki se suma al cartel del Arenal Sound, acompañando a Dimitri Vegas & Like Mike como artistas de electrónica mainstream. En 2017, para un festival que tendrá lugar en 2018.

¿Nadie ve más allá del TOP 10 de DJ Mag?

Parece ser que no. Pero Arenal Sound no es el causante de todo esto y justamente es quien menos “culpa” -por llamarlo de algún modo- tiene en lo que perfectamente podemos catalogar el Día de la Marmota. Años atrás, cuando uno de los festivales mencionados anteriormente anunciaba fecha de confirmaciones tenían mi atención y la de otros muchos. A día de hoy me causan una indiferencia abrumadora. Porque todos los años son los mismos artistas. Cuando no es en un festival, es en el otro, pero todos los años el 90% de los headliners/cabezas de cartel, son los mismos. Sea Techno, sea el mal llamado EDM“, pero la variedad entre festivales es casi nula. Y eso a medio plazo ya está siendo un problema para la escena.

Uno de los grandes handicaps de la escena electrónica en España actualmente es, a mi parecer, la falta de contenido interesante en el apartado mainstream: tenemos un buen puñado de festivales que todos los años contratan a los mismos artistas. Mientras en Europa y el resto del mundo, los principales eventos de cada región arriesgan y suman a sus carteles artistas revelación de cada año y nuevos headliners que arrasan por todo el mundo, en España se sigue apostando por el “sota, caballo, rey“, los support acts reciclados del año anterior con cuatro o cinco novedades que volverán a repetir en años siguientes, y poco más.

Lo pinto todo muy negro y en realidad estamos solo a diciembre del 2017, pueden pintarme la cara de una forma espectacular cuando todos estos festivales cierren sus carteles dentro de unos meses, pero viendo los primeros headliners de todos y cada uno de los festivales mencionados anteriormente, mis esperanzas de encontrarme con carteles innovadores y refrescantes son mínimas. Hardwell, Armin van Buuren, Dimitri Vegas & Like Mike, W&W, Axwell Λ Ingrosso, David Guetta y compañía no pueden liderar y acaparar de una forma tan abrumadora los carteles de los principales festivales españoles si es que en algún momento queremos ponernos al nivel de Europa. Los festivales no dejan de buscar su propio beneficio, como es lógico, normal y lícito, pero dentro de todo eso, ¿donde queda la aportación a la escena? Si el % mayor de tu presupuesto te lo gastas en dos o tres headliners que ya han venido repetidas veces a España y te quedan “cuatro duros” para esa tan importante segunda linea, ¿estás verdaderamente aportando? Tengo mis dudas de ello.

Solo hay un modo en el que dichos headliners puedan convivir de una forma sana dentro de una escena tanto tiempo y es acompañándoles de actuaciones nuevas año a año en el apartado de los support acts, las segundas lineas tantas veces despreciadas por promotores y público, pero tan valiosas en el momento de valorar un festival. Y ojo, muchas de estas son verdaderamente interesantes dentro del rango de los festivales nombrados, pero volvemos al problema inicial: todos los años son las mismas en un 80%. No hay novedad, no hay sorpresa, no hay contenido de calidad actual y eso termina por seguir atrasando una escena que en muchos aspectos está a la cola de Europa por fallos propios.

Otro de los problemas que frenan el crecimiento de la electrónica en España y que siempre hemos remarcado desde EDM Spain es la falta de apoyo entre artistas, medios, festivales, promotores y en general la parte activa de la industria, pero eso tampoco debe llevarnos a una pasividad y complacencia absoluta. Los votos de confianza tienen fecha de caducidad y el espíritu crítico crece a medida que pasan los años y uno gana experiencia al mismo tiempo que amplia sus miras.

Un ejemplo de todo esto es el paso de artistas como Madeon, Porter Robinson, Skrillex o Major Lazer, por poner los ejemplos más claros, por España. Electrónica mainstream pura y dura, ¿no? Unos casos más que otros, sí, pero ni Porter Robinson ni Madeon pueden ser considerados underground ni mucho menos. Bien, de estos cuatro artistas demandados y aclamados en todo el mundo, solo tres de ellos han pasados por los festivales de nuestro país. Sí, Porter Robinson no ha estado en ningún festival español. Triste pero cierto. De los otros tres, Skrillex ha estado en España en versión festival en eventos lejos de su perfil: Monegros Desert Festival, Weekend Beach Festival, Madzoo y I Love Music Festival -estos dos últimos, en canarias-. Major Lazer han tenido que venir a España gracias al FIB, otro festival que de “música electrónica mainstream” tiene más bien poco. ¿Y Madeon? Volvemos al principio, pues Hugo solo ha venido a dos festivales español. ¿Cuales? Arenal Sound y FIB, ninguno de perfil puramente electrónico. La conclusión de esto os la dejo a vosotros, aunque seguro que ya sabéis cual es.

Una escena que no innova, es una escena que no avanza. Las pocas esperanzas que tengo de ver carteles interesantes musicalmente hablando residen en las segundas lineas, y solo por parte de Dreambeach Villaricos a estas alturas de temporada y A Summer Story por su historial en las últimas ediciones. Por el momento, los únicos festivales que ha demostrado algo más de interés en traer cosas nuevas entre sus support acts, aunque lo que más deseo es que me cierren la boca y por un verano desde hace ya unos cuantos me sienta identificado con las propuestas de los festivales que tienen que liderar y llevar el mainstream de nuestro país a lo más alto para codearse con el resto de escenas a nivel europeo. Tenemos potencial para ello y gente a los mandos que sabe lo que se hace, con conocimiento sobre la materia y con poder como para ofrecernos, llegados a este punto de saturación, algo más.

Espero que se entienda como debe el punto de todo esto, pues en ningún momento esto se trata de una crítica destructiva hacia los festivales españoles nombrados, ni mucho menos, respecto a la gente que trabaja en ellos, y su trabajo no es fácil. Solo quiero que, por una vez, ese repetido hasta la saciedad “os vamos a sorprender“, se cumpla de nuevo. En unos meses volveremos a analizar la situación, a ver que tal se presenta la temporada veraniega de festivales 2018.

Nos leemos.

Charly

Charly

@charlytweet__
  • Vico

    Madeon también ha ido al FIB

  • Laura Dueñas Lopez

    ¡Buen artículo, Crack!

    Tienes razón, ¿para que engañarnos? Es una pena que en nuestros festivales pase esto, que vengan sólo los Top(10)DjMag.

    Mis favoritos, son los Lazers y la verdad, es una pena que sólo hayan ido al FIB hace 2 años. Sé que Diplo ha venido a Barcelona varias veces a Razzmatazz (de echo vuelve al Sónar en 2018, tal como informateis) y Walshy Fire también. Y en el caso de Dillon Francis tampoco es que haya venido a algún festival español (que yo sepa). De hecho, el Sr. Avicii sólo estuvo en el BBF en el año de inauguración en el 2014… etc etc etc…y así una larga lista de Djs.

    No soy una “experta” en el tema de lo que engloba en Edm, pero es cierto de que cansa el hecho que festivales de la talla del Medusa, del Dreambeach o mi más cercano BBF sólo vaya lo más “mainstream”. EXISTEN MUY BUENOS ARTISTAS QUE LA GENTE NO CONOCE Y DEBEN DE TRAERLOS!!!! ¿Pero qué se le va hacer?

    En fin, ¡buena reflexión! Ah, y gran título :”)

  • MA Lons

    el EDM ahora es POP, y como pop-ular lo que la gente le gusta es lo que suena en la emisoras a todas horas. Hay poca cultura musical en España, y sólo falta que lleven algún cantante de reggetton para rematarlo.