Casi de la nada, hace pocos meses, nos enteramos de que Dirty South estaba preparando un álbum. Pero lo mejor fue que estaba prácticamente listo para lanzarse a primeros de año. Y fiel a su palabra, el australiano nos presenta su tercer trabajo en formato LP: XV. Esta espectacular obra sigue el camino más oscuro de Dragan, al estilo de sus últimos lanzamientos firmados en Anjuna. Así, cambia el guión Progressive House de sus anteriores álbumes Speed Of Life y With You. Si entre estos dos hubo tan solo una diferencia de un año, para XV hemos tenido que esperar casi cuatro años. Cuatro años donde afianzar un sonido único madurando musicalmente como artista.

Para dar forma a esta belleza, Dirty South ha contado con artistas que ya conocía por anteriores colaboraciones como ANIMA! y Rudy. Dos vocalistas con quienes ha formado un tándem perfecto y con el que consiguen, una vez más, unas producciones magníficas. If It All Stops abre camino en el álbum y una atmósfera alegre nos rodea gracias a esa aguda melodía junto a un bassline predominante y una percusión incesante. También ANIMA! participa en Next To You, dejando a un lado la corriente primaveral y adentrándose en un Progessive más profundo. Elementos oscuros y minimalistas en un ritmo tech que nos deja una de las obras más sentimentales del álbum. Dos trabajos de sobresaliente.

Con Find A WayThe First Time, Dirty South y Rudy nos dejaron unos resultados asombrosos,  por lo que en XV no podía faltar una nueva colaboración. La atípica voz masculina de Rudy nos emociona una vez más en Love Story. La esencia club se deja ver con más fuerza que nunca en este track, donde los graves son predominantes junto a un bassline en segundo plano. Con algo más de ritmo y potencia nace Higher, su segunda colaboración. La linealidad de la base tech house contrarresta unas vocales protagonistas con la que nos dirige a través de su viaje más personal.

XV dirty south album

Después de estas colaboraciones, y a falta de la última, hay que dar una especial atención a Sonar. Esta pista lleva sonando ya muchos meses en multitud de podcast y sets, por lo que el hype estaba por las nubes. Esos synths en melodía causan adicción desde el primer momento. Creando una tensión electrizante durante su formación hasta que se libera y rompe esa energía estancada, te atrapa. Probablemente el track insignia de este álbum para muchos junto a Night Walks. Tracks instrumentales que no necesitan de un apoyo vocal para provocar emociones en ti.

La única colaboración del álbum junto a otro productor (que no vocalista) es con Eden Prince. Os puede sonar el nombre por su remix oficial a All Of Us. Un remix con un carácter House convencional, el mismo con el que nos hacen disfrutar en Believe. Mucha percusión y un ritmo alegre casi noventero, la nota diferente necesaria en un álbum de estas características.

Terminamos el LP con tres temas instrumentales donde Dirty South nos muestra versatilidad y variedad. Desde Lunar a Shades finalizando con Stella. No tienen desperdicio ya que cada uno nos enseña una faceta diferente del artista. El primero más melódico, el segundo el más oscuro de los diez, dejando aflorar elementos característicos de ciertas vertientes del Techno en una producción muy interesante. En el último vuelve a ese Progressive oscuro en forma de outro para redondear un trabajo perfecto. A++. Matrícula de honor.

La nota más alta para Dirty South en este XV que quedará para el recuerdo.

Pablo Shaz

Pablo Shaz

#ProgIsAlive