Día de Parque, éxito rotundo en su primera edición

El pasado sábado 24 de septiembre se celebraba en los Jardines de Viveros (Valencia) la primera edición de un evento que nos llamó la atención desde el primer día. Hablamos de Día de Parque, un evento organizado por los chicos de TheBasement en colaboración con Diseño Al Cubo, Amanecer Moscovita y Gatroagencia con finalidad benéfica y apto para todos los públicos que arrancaría a las diez de la mañana y se extendería hasta pasada la una de la madrugada del domingo. Como ya expliqué aquí, por la mañana los más pequeños serían los protagonistas pudiendo disfrutar de talleres y actividades mientras que, la tarde y la noche, serían de los más adultos.

Nosotros decidimos perdernos la mañana y parte de la noche para poder estar frescos a la hora de bailar hasta el cierre. Sobre las siete y media entramos al recinto y pudimos comprobar como todo estaba organizado de manera perfecta, con los stands de merchandising y las zonas de actividades nada más entrar y el escenario al fondo, rodeado de dos filas de árboles que limitaban la pista de baile.

La primera actuación a la que asistimos fue la de Hubie Davison, artista que desconocíamos hasta indagar en él tras su confirmación. El inglés llevó a cabo un set con un discurso en el que imperó el House -como ocurriría durante la mayor parte de la noche- que encajó perfectamente con el estado de ánimo del personal allí presente. Un warm-up de lujo que nos dejó joyas como el ‘Final Credits’ de Midland, el maravilloso ‘Can’t Kick This Feeling When It Hits’ de Moodyman, y una recta final en la que encadenó su gran hit ‘Sanctified’ con el clásico ‘Get Down On Saturday Night’ de Oliver Cheatham. Sobran las palabras…

Las nueve y media marcarían el inicio del artista más esperado por todos. Kornél Kovács, un tercio de Studio Barnhus, llegaba a Día de Parque para brindarnos ese ambiente fiestero que tanto él como sus compañeros Axel Boman y Pedrodollar consiguen en cada sitio en el que actúan. El sueco dejó claras sus intenciones nada más empezar, planchando su remezcla al ‘Summer Nites’ de Members Of The House, dejando ese toque ácido que se fundió con un gran grito de entusiasmo por parte del público. Pese a que esta vez dejó los vinilos en casa, Kornél supo ganarse a todos con mezclas rápidas y clavadas, haciendo que sus dos horas se nos pasasen volando. Los puntos álgidos de la sesión llegaron de la mano de temas suyos como ‘BB’ -incluido en The Bells, su álbum debut que salió el pasado mes- o ‘Pantalón’, increíble como suena esto en directo-. Además, Kornél pinchó un edit al ‘Born Slippy’ de Underworld que, como nos comentó él tras su set, le habían mandado por mail hacía unos días.

kornel-kovacs

Tras la merecida ovación a Kovács, el último artista invitado de la noche cogía los mandos ante un público más que entregado. Técnicamente, la sesión de Thomas Jackson fue la más floja de las tres, pero el ambiente que se vivía en la pista de baile hizo que se disfrutase de todos modos. Pese a que el estilo del argentino está caracterizado por un House con mucho groove y de ritmos bajos, el cierre pedía algo más, a lo que Thomas respondió subiendo progresivamente el ritmo que Kovács había mantenido anteriormente. El único fallo que cometió fue el de no seguir la misma calidad en el discurso musical que habíamos podido disfrutar durante toda la tarde, cayendo en un Tech-House un tanto monótono. Y cuando ya pensábamos que todo había acabado, el equipo de TheBasement al completo nos invitó a subir a la cabina para sorprendernos y hacer sonar dos temas más para, ahora sí, cerrar por todo lo alto el evento.

También cabe resaltar que, después de todo el esfuerzo para organizar el evento, el equipo de producción supo reponerse ante las lluvias torrenciales del día anterior, haciendo que todo quedase impoluto en cuestión de horas para que el recinto se pudiese disfrutar al 100%. En definitiva, Día de Parque fue un éxito rotundo, con todo lo que ello incluye. Valencia necesita más propuestas así.

Guille BV

Guille BV

Less drama, more techno