Qué orgullo se siente cuando un proyecto en el que uno ha puesto tantas ganas y tanto esfuerzo obtiene el éxito. Es lo que han debido pensar Toño y Selu, integrantes de Dub Elements, quienes durante el pasado 2 y 3 de Febrero celebraron el segundo aniversario del Dub Elements & Friends, su propio concepto de festival que congrega a lo mejor del panorama Drum & Bass nacional e internacional. En EDM Spain tuvimos la oportunidad de acudir al primero de los días de lo que podemos afirmar que, a día de hoy, es el mayor exponente en lo que a eventos de Drum & Bass se refiere dentro de España

El festival volvía a realizarse en la Sala B3 de Dos Hermanas después de que en su anterior edición lo hiciera al aire abierto en una localización distinta, lo que la vuelve a situar como una de las salas preferidas por los promotores para realizar eventos de este tipo dada su calidad de sonido. Dos de las salas de B3 se abrirían para acoger a artistas nacionales e internacionales entre los que encontraríamos a Drum Invaders, BassCake, Maniatics, Picotah & Kumbh, Save The Rave, Ogre& DJ Sadko, A.M.C. & Turno, Levela, Limewax & Thrasher y los austríacos Camo & Krooked como cabezas de cartel, todos ellos comandados por unos Dub Elements que volvieron a ser capaces de reunir a algunos de los artistas más representativos del género.

Nuestra jornada comenzaba encarando la última media hora de A.M.C & Turno en una actuación en la que los británicos leyeron a la perfección el momento y supieron jugar con las ganas del público a base de un Jump Up que sirvió para calentar a los asistentes y comenzar a hacernos una idea de lo épica que sería la noche. Camo & Krooked, headliners del primer día, serían los siguientes. El dúo austríaco llegaba a Sevilla junto al MC Daxta y con su nuevo álbum “Mosaik” bajo el brazo y a lo largo de su hora y media de show nos fueron dejando algunas de los temas más destacados del mismo además de numerosas joyas que han ido lanzando al mercado durante su carrera. No faltaron a la cita auténticos emblemas como “If I Could”, “Watch It Burn” o “Ember”, por mencionar algunos, que junto a otros más recientes como “Witchdoctor” o “Dissolve Me” hicieron que la sesión de Rein y Markus se transformara automáticamente en una de esas que son difíciles de olvidar. Levela es uno de esos artistas que se ha encariñado tanto con el festival que en este segundo aniversario volvía a repetir…¡por tercera vez! El artista es otro de los grandes productos de la fábrica británica y, al igual que Camo & Krooked, venía acompañado de un nuevo álbum más que reciente, -GENESIS-, que no dudó en explotar de principio a fin en lo que fue otro de los grandes shows de la noche, siguiendo con la estela de los anteriores y dejando el listón cada vez más alto.

Qué decir que Dub Elements que no se haya dicho ya. Actualmente son los artistas más representativos del Drum & Bass en España y ya fueron premiados como segundo mejor “Newcomer” en los Drum & Bass Awards del pasado año. Cuentan, como ya hemos dicho, con el mejor festival de Drum & Bass del país y, por si fuera poco, recientemente han estrenado su propio sello discográfico, DEM Recordings. Su actuación fue el colofón a tantos meses de duro trabajo y reconocimiento y nos permitió repasar a “Dope” e “Imagination” como el primer EP de DEM Recordings y algunos de los temas incluidos en “Invasion”. Para el cierre de la noche nos dividimos entre las dos salas que había disponibles y donde Save The Rave, por un lado, y Limewax & Thrasher, por otro, se convirtieron en los dueños de los platos. Los sevillanos se anotaron un gran punto y consiguieron dar una vuelta de tuerca a la noche con su show y llenar una sala “Room” que durante toda la noche fue a remolque de la sala “Main”. Siendo otro de los grandes exponentes de la escena Bass andaluza, también se sumaron a esa nómina de artistas del cartel que contaban con un nuevo álbum estrenado de manera casi reciente, concretamente durante el último tercio de 2017, y titulado “Sleep When You’re Dead”. Javi Góngora y JC Martínez mostraron su predilección por el Neurofunk, uno de sus géneros favoritos, durante toda la noche con una actuación que se llevó el mérito de ser la única capaz de mover a una gran cantidad del público desde la sala principal hasta la suya. Una “Main” donde Limewax & Thrasher realizaron el que para nosotros fue el set más excéntrico de la noche, rompiendo totalmente con la línea de las actuaciones anteriores a base de un Hard Drum & Bass que sirvió para cerrar por todo lo alto pero que por momentos parecía no estar en sintonía con el resto de artistas.

Una gran cita de lo que fue un gran fin de semana y donde el Drum & Bass y todos sus seguidores fueron los grandes triunfadores de una noche que, sin duda, volverá a repetirse en el futuro de la mano de grandísimos artistas del género.

Fotos: ACRphotographer

Alex

Alex

They told me I couldn't. So I did.