Así vivimos el regreso de Pendulum a Madrid

pendulum dj set marco aldany

El pasado sábado 14 de mayo Club Nº100 volvió a la madrileña sala Marco Aldany tras un largo parón de varios meses y lo hizo con una enorme sorpresa debajo del brazo, Pendulum volvía a Madrid tras un larguísimo tiempo de ausencia en la capital.

Loop Stepwalker fue el encargado de hacer el warm-up con una divertida y dinámica sesión de clara influencia Bass que realmente fue el bálsamo perfecto para preparar al público para la que se le venía encima, poniendo el ritmo poco a poco.

El ambiente de la sala cambió por completo en cuanto se pudieron ver las primeras visuales de Pendulum; un tercio del grupo australiano apareció en escena en formato DJ Set & Verse, recordemos que hasta el pasado Ultra Music Festival de Miami no actuaban al completo en live desde que se separasen hace cuatro años, y desde el primer beat hasta el último no dejaron parar ni un instante a un solo alma dentro de la sala. Auténticos clásicos como ‘Witchcart’, ‘Tarantula’, ‘Watercolour’ o, por supuesto, ‘The Island’ hicieron las delicias de un público que a pesar de no ser tan masivo como en otras ocasiones se entregó por completo.

También hubo lugar para algunos temas de Knife Party como ‘Bonfire’ o ‘Centipede’, aprovecho la mención al proyecto paralelo que tienen los integrantes del grupo Rob Swire y Gareth McGrillen para decir que a pesar de que el show fue excelente, el grupo no es lo mismo si no está al completo y principalmente faltando Rob a las vocales. El hecho de que fuera DJ Set y el pobrísimo sonido de una sala Marco Aldany que cada vez se va quedando mas obsoleta, así como el hecho de no ver a la banda al completo, nos da la sensación de no haber asistido a un show con el potencial real de un grupo como Pendulum, esperemos que vuelvan por la capital en una mejor situación y sobretodo en un mejor escenario donde mostrar un directo a la altura de un grupo que es una leyenda viva de la música electrónica.

Tras la tormenta no llegó ni mucho menos la calma, GoMad! & Monster eran los siguientes. No cabía duda, ya antes de la sesión, de que eran el grupo adecuado para complementar a Pendulum y una vez estuvimos allí solo pudimos confirmarlo. Con un live único y contundente, este grupo mezcla a la perfección influencias de música Rock, incluso Metal con música electrónica, un cóctel que siempre da lugar a un show realmente creativo y único, sobre todo en una escena como la nuestra donde estas últimas cualidades brillan especialmente por su ausencia. Algunos de sus mejores temas como ‘Rotten’ o ‘Under Control’ así como los de su nuevo EP ‘Antichrist’ sonaron en una sala que nuevamente volvió a perjudicar a los que estaban encima del escenario.

Para finalizar llegó el turno de Yeyo, todo un conocido de la escena madrileña que cerró el evento con algunos de los temas típicos del Hardstyle más épico y eufórico con los que un público, algo escaso ya a última hora de la madrugada, se desgastó hasta el último momento. Probablemente mi desconocimiento en este género sea un impedimento para comentar con exactitud el set, sin embargo, el hecho de que incluso un ignorante del Hardstyle como yo reconociera alguno de los temas de mi época adolescente (razonablemente lejana) me da a entender que probablemente no fuera el set favorito de los amantes del Hard ya que además bastante gente comentaba el echar de menos temas más nuevos a la salida.

En definitiva, vivimos una noche muy buena tras la que acabamos destrozados y con las zapatillas desgastadas en este retorno de Club 100, a quienes tenemos que agradecer que grupos del calibre y la exclusividad de Pendulum aparezcan en la noche madrileña y española; el público agradece salir de los límites que nuestra propia escena se marca constantemente y desde luego este supergrupo es una de las mejores oportunidades para hacerlo.

Palabras de Adrián Mallo Montoto

Imágenes: Cerezo Photography

Tascón

Tascón

Random website bio