La banda sonora del verano acaba de llegar. Calvin Harris acaba de lanzar su quinto álbum de estudio y tened muy claro que va a sonar hasta la saciedad a lo largo de los próximos meses, especialmente en la radio, terreno en el que el escocés lleva siendo uno de los reyes del mundo de la electrónica de manera indiscutible durante bastante tiempo y que no tiene pinta de querer abandonar, al menos de momento.

Bajo el nombre de ‘Funk Wav Bounces Vol.1‘ se esconden diez pistas con una la lista de colaboradores que incluye a “los mejores artistas de nuestra generación” bajo palabras del propio Harris. Frank Ocean, Travis Scott, Kehlani, Future, Pharrell Williams, Katy Perry, Big Sean, John Legend, Khalid, Migos, Schoolboy Q, Ariana Grande, Young Thug, D.R.A.M, Nicki Minaj, Lil Yachty, Jessie Reyez, Partynextdoor y Snoop Dogg son los nombres que el DJ mejor pagado del mundo ha reclutado para este proyecto. Casi nada.

Con este elenco de estrellas es difícil imaginarse que la electrónica más orientada al club sea la protagonista y así ha sido. ‘Funk Waves Vol. 1‘ nos ofrece un aire retrospectivo que nos recuerda a ‘I Created Disco’, el primer álbum de Calvin Harris lanzado hace 10 años. Esto se debe a las influencias ochenteras de la música Disco, presentes a lo largo de todo el LP y que se combinan con Pop, Hip Hop y electrónica, consiguiendo un resultado muy digerible para cualquier tipo de público como la mayoría de la discografía del artista.

Cada track es bastante único y original, fusionando la simpleza del Disco de hace varias décadas con letras muy bien trabajadas por parte de todos los cantantes y compositores que se dan cita y que aportan un aire de complejidad unas instrumentales que no destacarían en absoluto sin su acompañamiento vocal.

La primera mitad de “FWB 1” se hace bastante amena, compuesta por tres singles que ya conocíamos como son ‘Slide‘, ‘Heatstroke‘ y ‘Rollin‘, acompañados por ‘Cash Out (feat. Schoolboy Q, Partynextdoor y Dram)’, entretenido pero no muy destacable y ‘Prayers Up‘ junto a Travis Scott y A-Trak, uno de los temas de los que más esperábamos y que nos deja un sabor agridulce debido a la poca presencia de la voz del rapero, demasiado pasada por autotune y a la escasa participación del canadiense, al que reconocemos por unos scratches al final de la canción que pasan bastante desapercibidos.

Después seguimos con la colaboración más extraña del álbum, y es que en ‘Holiday‘ se dan cita Snoop Dogg, John Legend y DRAM, músicos totalmente opuestos que no se han mezclado mal pero que nos ofrecen un track que después de escuchar los cinco anteriores se nos antoja algo repetitivo, fenómeno que continúa con ‘Skrt On Me‘, ‘Feels‘ y ‘Hard To Love‘ siendo ese el principal problema del que peca la superestrella escocesa y del que se libra ‘Faking It‘ con Kehlani y Lil Yatchi debido a su buena actuación a los micrófonos.

Este hecho penaliza en exceso a Calvin Harris. Quizás por separado los diez temas puedan brillar perfectamente, pero el conjunto se vuelve bastante redundante debido al empleo de la misma fórmula una y otra vez, haciéndonos pensar incluso que cada canción está compuesta para ver a cuántos colaboradores famosos se pueden añadir. Los acordes y progresiones empleados se tornan simples y se echa de menos algo más de variedad en lo que a producción musical se refiere ya que vocalmente, ‘Funk Wav Bounces Vol.1’ va muy bien servido (faltaría más). No obstante, nos encontramos ante uno de los álbumes del año, candidato seguro a copar las listas de éxitos y a ganar Grammys y distinciones varias como de costumbre.

Ya disponible en todas las plataformas, podéis escucharlo a continuación antes de que sea “quemado” en los charts de medio planeta.

Tascón

Tascón

Random website bio