Álbumes que han hecho historia en la electrónica (Vol. I)

UwHEXY2b

Es bien sabido que la escena electrónica lleva ya unos cuantos años en marcha y que cada año se descubren nuevos talentos, grandes temas, remezclas y artistas que logran llevar la música electrónica a un nuevo nivel o, como poco, nos ofrecen buena música, ya sea una visión distinta de lo que para ellos significa la música o mejorando lo que ya existía anteriormente. Sin embargo, si analizamos lo que han sido los últimos 30 años en los que ha estado evolucionando y cambiando siguiendo diversas tendencias, géneros o artistas que se han ido imponiendo o promocionando los estilos en los que solían producir nos damos cuenta de que gran parte de estos cambios suelen ir de la mano, entre otros factores, por la realización de álbumes de estudio. Después de todo, un productor de música electrónica no difiere en su propósito de cualquier otro tipo de músico. Su objetivo es plasmar su propia visión del arte que es la música.

Un álbum supone para un productor una visión más personal aún de lo que es su trabajo como artista. Ya sean conceptuales o un recopilatorios, los álbumes son en gran parte el sello que nos indica la calidad de un artista. En este artículo y en sus siguientes ediciones nos centramos en hablar de algunos de los mejores álbumes de la escena electrónica a lo largo de sus tres décadas de evolución y en lo que supusieron en su momento, centrándonos en esta ocasión en álbumes del año 2010. Esperamos que lo disfrutéis.

R-2114367-1264803885_jpeg

BT – These Hopeful Machines

Géneros: IDM, Breaks, Chill, Ambient, Progressive Trance

Año: 2010

Sello discográfico: Black Hole Recordings

Para muchos de vosotros tal vez el nombre de BT no incite de forma excesiva a dejar lo que estas haciendo porque dicho artista haya lanzado un tema a la venta. Tal vez hayáis oído que es un productor excelente, una leyenda en el mundo del Trance. La verdad es que esta afirmación se queda corta puesto que si analizamos su carrera tema por tema y vemos lo que supusieron cuando salieron a la luz o como BT ayudó en la evolución de varios estilos de música electrónica podemos afirmar que hay muy pocos productores a su altura. Muy pocos pueden plantar cara a este compositor, productor, cantante, DJ y multi-instrumentalista estadounidense. Aunque es de largo uno de los productores con más álbumes de estudio lanzados al mercado y especialmente los tres primeros fueron hitos dentro de la escena Trance, yo me centraré aquí en este del año 2010, el cual supuso una ruptura total dentro del estilo de producción de Brian, quien pese a ser bastante errático y variado incorporaba principalmente pistas Trance nunca había creado nada tan distinto. En ‘These Hopeful Machines’ encontramos trabajos de géneros muy diversos, algunos totalmente nuevos dentro del concepto de IDM (música electrónica inteligente) que serían de inspiración para artistas posteriores como Andrew Bayer o Matt Lange, quienes por cierto ayudaron en el proceso de masterización de este LP. También hacen acto de presencia el Chill, el Progressive Trance y el Breakbeat, siendo de esta manera uno de los álbumes más experimentales de Brian. Es curioso que también sea uno de los que más éxito comercial le han comportado.

El álbum abre con ‘Suddenly’ junto al cantante Christian Burns. Este tema incorpora un seguido de sonidos diversos, principalmente el uso de stutter edit, una técnica de producción muy asada por BT que consiste en la repetición de ritmos constantes a gran velocidad, lo que crear una curiosa sensación de ajetreo muy característica. ‘Suddenly’ es una pista que incorpora elementos de varios estilos, principalmente Breakbeat y una base melódica un tanto trancera. Fue un tema muy sonado en 2010 y no es para menos. ‘The Umbreakable’, ‘Forget Me’ y ‘Love Can Kill’, también con Christian Burns nos presentan un sonido más ochentero que está tal vez fuera de contexto pese a que incorporan registros sonoros propios de este álbum. Seguidamente tenemos ‘The Emergency’. Este tema merece una mención aparte porque es la primera colaboración entre BT y Andrew Bayer. Maestro y alumno por aquel entonces pese a que Bayer ya era un reconocido productor Trance dentro del dúo Signalrunners bajo el sello discográfico Anjunabeats. ‘The Emergency’ fue la primera pista en la que Bayer pudo mostrarnos de que pasta estaba hecho. La instrumental corre a su cargo casi completamente ya que BT apenas la retocó posteriormente adaptándola un poco, aportando él sus propias vocales. La voz de BT es muy de “hit de verano del 2010” y eso nadie puede negarlo. Dentro del LP, ‘Every Other Way’ es quizá la canción más conocida de todas y la que mayor repercusión tuvo. También diré que es mi segundo tema vocal favorito del álbum y el mejor tema de JES como vocalista, al menos bajo mi humilde opinión. El motivo de mis palabras es el delicado tratamiento de las vocales que hizo el propio Brian, incorporando riffs de guitarra y breakbeats bastante aleatorios a un instrumental que parece flotar entre las nubes. La contraparte es el otro tema junto a JES, ‘The Light In Things’, el cual está mucho más orientado al concepto Trance sin ser la versión más pura del mismo.

Pero dejémonos de temas vocales por un momento porque el punto fuerte de ‘These Hopeful Machines’ son los instrumentales. Es la gran incorporación del mismo, pistas que vagan en una tierra de nadie entre el IDM y el Progressive Trance. Con ‘Le Nocturne De Lumiere’ y ‘Rose Of Jericho’ a la cabeza como los mejores tema del álbum, encontramos también buenas mezclas entre dicho tipo de instrumentales y buenas vocales, por ejemplo ‘A Million Stars’ junto a Kirsty Hawkshaw, el mejor tema vocal de THM, ‘The Ghost In You’ o ‘Always’ junto a Rob Dickinson, algo más orientado a un sonido acústico. He de decir que este álbum me gustó especialmente tanto por temas originales como por las remezclas a varios trabajos del mismo que venían incluidas en él, destacando especialmente las realizadas por Josh Gabriel (miembro de Gabriel & Dresden), Funkagenda, tyDi, Armin van Buuren, Adam K & Soha, Breakfast y el propio BT. Cada uno le da un toque más bailable a la pista que remezcla, haciéndola más amena para quien buscara algo más electrónico y cerrando las grietas que ocasionan las pistas más fuera de tono de este álbum.


R-3343015-1326606075_jpeg

deadmau5 – 4×4=12

Géneros: Electro House, Complextro, Dubstep, Minimal, Progressive House

Año: 2010

Sello discográfico: ULTRA Records

Siguiendo la estela de ‘Random Album Title’ y ‘For Lack Of A Better Name’, considerados por muchos como sus mejores álbumes recopilatorios, el “ratón muerto” deadmau5 lanzaba a la venta en 2010 su quinto LP, en este caso bajo el amparo del omnipotente sello discográfico ULTRA Records. Para entonces, Joel Zimmerman ya era un productor ampliamente reconocido y mundialmente amado gracias a hits como ‘FML’, ‘I Remember’, ‘Complications’ o ‘Strobe’. Al igual que el resto de álbumes de deadmau5 previos al 2014, ‘4×4=12’ es un álbum recopilatorio, es decir, que incorpora un seguido de temas que no necesariamente tienen que tener algo que ver entre ellos, lo contrario a un álbum temático en el que uno puede encontrar cierto sonido característico en el mismo o semejanza entre diversas pistas. Para muchos ‘4×4 = 12’ resulta el último de los grandes recopilatorios de deadmau5 sobretodo si lo comparamos con ‘> Album Tittle Goes Here <‘ y el posterior lanzamiento de su álbum temático ‘While (1<2)’ el pasado 2014. No les culpo de pensar así puesto que a mi manera de ver las cosas es bastante cierto, y de hecho incluso puede que este mismo ‘4×4=12’ no sea siquiera el mejor de sus álbumes, sin embargo es mi favorito por una buena razón: Aquí vemos por primera vez como deadmau5 demuestra que, aun adaptando su sonido, está por encima del resto y que tiene una soltura y polivalencia que muy pocos productores han podido ofrecer dentro del mundo de la electrónica. Hay que tener en cuenta que ‘4×4=12’ salió al mercado cuando el Dubstep estaba ya en alza y era el género que más tirón estaba empezando a tener en la escena electrónica. De la misma manera, el Complextro era una variante que empezaba a cobrar fuerza dentro del Electro House. Este LP incorpora ambos géneros de una manera sutil y brillante.

El LP abre con ‘Some Chords’, uno de los hits más conocidos de deadmau5. Melódico y profundo a la vez, en nada nos arrastra hacia electrizantes acordes incorporando elementos muy propios del Complextro. Tras ‘Some Chords’ viene ‘SOFI Needs A Ladder’ con la propia Sofi, cantante cuya carrera fue catapultada enormemente tras el lanzamiento de este álbum. La instrumental, de chirriantes sonidos de bajo, incorpora una ligera percusión de tamborileo y elementos minimalescos que junto a la voz un tanto agresiva de Sofi crearon una pista perfecta para romper un evento en dos. Joel se dio cuenta de que incorporar vocales menos candy de lo normal o directamente más arenosas a una instrumental pegadiza podían darle la fuerza que dicha instrumental necesitaba para hacer mover al público en sus grandes eventos. Acertó de lleno. En tercer lugar tenemos ‘A City In Florida’, una nueva incursión dentro de las vertientes más agresivas del Electro. Notamos una gran tensión creada mediante sonidos computerizados y líneas de bajo graves. En contraste tenemos ‘Bad Selection’, una pista mucho más conocida que vuelve a crear una gran tensión aunque añadiendo en este caso sonidos menos cargantes y una vocal que va repitiéndose. Terminando el bloque más Electro del álbum tenemos ‘Animal Rights’, en este caso junto al padre del Complextro, Wolfgang Gartner. deadmau5 no es una persona que esté dispuesta a colaborar con artistas de forma habitual, y cuando lo hace son siempre productores top, por lo tanto este ‘Animals Rights’ fue visto con gran expectación desde el primer momento. Wolfgang Gartner y deadmau5 lograron compenetrarse a la perfección, dejando cada uno su característico estilo impreso en esta pista que, años después, fue seguida de una nueva colaboración titulada ‘Channel 42’.

Es raro que un artista como deadmau5 incluya remezclas en sus álbumes, pero está claro que esta en cuestión debía estar aquí. Si bien el tema original es bastante remarcable, deadmau5 quiso incorporar el remix de Michael Woods a su colaboración con Chris Lake, ‘I Said’, en ‘4×4=12’. No es de extrañar porque el estilo del británico en aquel entonces firmado por Mau5trap era totalmente único, un sonido Minimal muy oscuro y enérgico que engancha a cualquiera. Derrocha elegancia e intensidad. Hablando de intensidad, la pista que sigue al remix de Woods es una de las más destacables del LP debido a que rompe totalmente con las barreras entre géneros. deadmau5 vuelve a hacer de las suyas mezclando diversos estilos e influencias para crear ‘Cthulhu Sleeps’, tema cuyo nombre viene dado por la monstruosa criatura gigante con cabeza de pulpo de lo libros de H. P. Lovecraft. deadmau5 crea aquí un sonido que te transporta a un ambiente arcaico y profundo de marcadas influencias Minimal que no pueden pasar desapercibidas en absoluto y que quedan brutalmente partidas por una gran contundencia más propia del Electro, aunque siendo sincero no sabría encasillar esta pista en un solo género, diré que para mi es más bien un popurrí de elementos varios y que me gustaría mucho que el canadiense volviera a hacer más pistas de este estilo. Uno de esos sonidos raros que deadmau5 crea de vez en cuando casi sin quererlo.

Siniestro y triste como él solo llega ‘Right This Second’, un trabajo muy poderoso, con cantos gregorianos de fondo a los que hay que prestar atención y un ambiente tétrico. Poco nos dura este efecto porque la pista también incluye líneas más propias de un Tech contundente. Ahora llegamos a la canción más conocida de este recopilatorio. Una voz que enamora, unas letras que te rompen el alma y notas de piano que hacen que te parezca más triste de lo que es. Así suena ‘Raise Your Weapon’. No me cansaré de decir que la voz de Greta Svabo Bech es una de las mejores que uno puede encontrar tanto dentro como fuera del panorama electrónico y me resulta triste que nunca se le diera el crédito que merecía al haber cantado este tema. Pero sea como sea lo importante es la canción, la cual es sin duda alguna una de las mejores pistas vocales de deadmau5. Para sorpresa de muchos, Skrillex ayudó en la realización de este tema, aconsejando a deadmau5 quien quería darle a ‘Raise Your Weapon’ cierto sonido Dubstep en el clímax del mismo. Y eso es lo que encontramos, un Progressive House que incorpora elementos de Dubstep, algo inimaginable hasta aquel momento. Hablando de Dubstep, tenemos otra pista que incorpora este género, ‘One Trick Pony’ de nuevo junto a Sofi, mucho más agresiva aun si cabe que ‘Sofi Needs A Ladder’ aunque curiosamente muy poco valorada pese a ser el primer auténtico adentramiento de deadmau5 en el género. Para cerrar el LP está ‘Everything Before’, la única pista de Progressive House al más puro estilo deadmau5 que hay aquí. Dicho tema incorpora grandes influencias de un Techno oscuro que asoman ligeramente a lo largo y ancho del track.

R-2574318-1390535172-6230_jpeg

Daft Punk – Tron: Legacy (The Cinematic Soundtrack)

Géneros: Ambient, Cinematic, IDM

Año: 2010

Sello discográfico: Walt Disney Records

Daft Punk no podía faltar aquí. Y puede que muchos os sintáis un poco decepcionados porque el álbum escogido sea una OST y no los famosos ‘Discovery’ o ‘Human After All’, pero pocos entienden lo que ‘Tron: Legacy’ supone en términos de una banda sonora y más allá, como concepto de música electrónica. En 2010, el debutante Joseph Kosinski, director de esta secuela de la película original de 1982, se presentó ante el dúo francés y les propuso producir la banda sonora original, a lo que ellos accedieron enseguida. Era evidente que aquella primera película había encandilado a ambos y había influido en cierto sentido en sus producciones.

Durante dos años trabajaron en la realización de una banda sonora en la que música electrónica y orquestal quedaron completamente fusionadas, tomando como referencias producciones de Vangelis, Maurice Jarre (padre de Jean-Michel Jarre), John Carpenter y Wendy Carlos, así como ciertos estilos artísticos y literarios de corte futurista como el Cyberpunk. Contando el asesoramiento de Joseph Trapanese, ‘Tron: Legacy’ es una BSO que queda, según lo propios Daft Punk “Hecha para que la película se adecuara a ella y no al revés”. Desde pistas cañeras como ‘Arena’, ‘Rinzler’, ‘Castor’, ‘End Of Line’, ‘Derezzed’ o ‘End Titles’, las cuales aportan mucha energía en sonidos electrónicos pulidos, influencias Acid y elementos rasgantes hasta trabajos más experimentales como ‘Sea Of Simulation’, ‘Armory’, ‘The Grid’ o ‘The Son Of Flynn’, así como otros de temática mucho más orquestal o más acordes a la idea de Soundtrack de entre los que destacan ‘Recognizer’, ‘The Game Has Changed’, ‘Outlands’, ‘Solar Sailer’ y especialmente ‘Adagio For Tron’. Los casi 30 temas que componen este álbum, algunos de ellos exclusivos dependiendo del país o de la plataforma por la que fuera comprado son de escasa duración pero manifiestan la clara idea de álbum temático, puesto que a parte de como BSO tienen una función clara: Mostrarnos el lado más futurista del grandioso dúo francés, quienes realizaron un cameo en la propia película. Poco después del lanzamiento de la banda sonora original salió a la venta un álbum de remezclas llamado ‘Tron: R3c0nf1gur3d’, entre las que se incluyen las realizadas por Paul Oakenfold, M83, The Glitch Mob, The Japanese Popstars, The Crystal Method, Moby, Boys Noize, Avicii, Kaskade, Com Truise o Sander Kleinenberg.

Con la reciente cancelación de Tron 3 y pese a que el dúo tenía aún material inacabado para Tron: Legacy que muy posiblemente iba a ser incluido en esa secuela nos quedamos sin saber como habría sido una segunda BSO por parte del dúo francés sobre el mundo cibernético de la red.


R-2279175-1274621232_jpeg

Pendulum – Immersion

Géneros: Drum & Bass, Rock electrónico, Dubstep, electrónica

Año: 2010

Sello discográfico: Warner Bros Records

Hace ya cinco años del lanzamiento del tercer y último álbum de estudio de Pendulum después de que dicho proyecto quedara en un ínterin para que dos de sus miembros fundadores, Rob Swire y Gareth McGrillen, pudieran centrar completamente sus carreras en su nuevo proyecto conjunto, Knife Party. Al igual que ocurre con todos los artistas, Pendulum fue evolucionando de forma continua en la década que estuvo en activo, lo que queda patente en la gran diferencia en cuanto a sonido que uno encuentra entre aquel ‘Hold Your Colour’ del 2005 y este último LP surgido cinco años después. El concepto cambia mucho entre un álbum y el otro, contando con ‘In Silico’ como punto intermedio entre ambos. Para hacernos una idea de esto habría que plantear la carrera de Pendulum como un bloque dividido en tres partes que se ajustan al lanzamiento de sus tres álbumes: Por un lado la época de ‘Hold Your Colour’, más próxima a la escena Drum & Bass propiamente dicha, por otro ‘In Silico’ el cual incorporaba elementos del Rock electrónico y por otro ‘Immersion’, que a pesar de incluir también Rock, es más próxima a otros géneros electrónicos como el Dubstep o hasta el House.

La producción y el lanzamiento de ‘Immersion’ vino justo después del de ‘In Silico’, por lo que varios temas del álbum tienen un estilo muy próximo al de su antecesor. ‘Immersion’ empieza como todo buen álbum con un intro a la altura de las circunstancias. En este caso hablo de ‘Genesis’, el cual nos acerca ese característico sonido espacial que toda producción de Pendulum tiene con cierto toque misterioso y mágico, enlazando directamente con ‘Salt In The Wounds’, tema que cumple la misma función que ‘Slam’ en el primer álbum de la agrupación británico-australiana. Esos sonidos alienígenas que tanto gustan y que enganchan con una buena percusión y diversas subidas y bajadas de tempo. Pasado esto, nos damos de lleno con ‘Watercolour’, uno de los primeros singles del mismo LP. Es, al igual que ‘Witchcraft’, una pista más comercial, con la voz de Rob haciendo de parte central de la misma canción y una mezcla de melodías electrónicas y percusión de Drum & Bass. Esto es ‘Immersion’ en toda su gloria. Justo después encontramos ‘Set Me On Fire’, el primer acercamiento de Pendulum al mundo del Dubstep y la única pista de este estilo que lanzaron a la venta (aunque no fue la única que llegaron a producir). Contando otra vez con esos largos sintes de rollo alien e incorporando cierto toque Reggae en las vocales y una relajada percusión, es una pista que al salir este LP muy poca gente esperaba. El contraste en este caso con ‘Crush’, una de las piezas menos electrónicas del álbum, es bastante grande. Mezclando Rock electrónico y ciertas bases de Drum & Bass con unas vocales profundas sobre las relaciones posesivas, Pendulum vuelve a demostrar que en la variedad está el acierto.

La influencia House en el álbum se hace notar en varias pistas, prueba de que Rob, el pilar central de Pendulum, estaba empezando a adentrarse por otros géneros. Pese a que no hablamos de House puro y duro notamos influencias del mismo en ‘Under The Waves’, la cual pese a la percusión tiene cierto toque electrónico que no tiene mucho que ver con el DnB, y de forma muy clara en el tema estrella de ‘Immersion’, ‘The Island Part. I’, canción que todos hemos escuchado una vez como poco. Remezclada por productores como Madeon, Steve Angello o Cicada, es una pieza muy pegadiza y algo más comercial teniendo en cuenta el sonido característico de Pendulum, orientada como podemos ver hacia el House aunque no lo es del todo. Para los más puristas del sonido de la banda también viene ‘The Island Part. II’, reinterpretación más apocalíptica que la parte uno.

Fue una sorpresa para muchos ver que Liam Howlett, miembro de The Prodigy, había colaborado en ‘Immunize’. Un trabajo de esos que sirven de prueba para todos aquellos que siempre dijeron que The Prodigy y Pendulum eran agrupaciones afines. Tampoco se esperaba un trabajo con la banda de Death Metal sueco In Flames, pero lo tenemos en ‘Self VS Self’. Un mano a mano entre Anders Friden y Rob Swire en las vocales mientras potentes y enérgicos sonidos de guitarra y percusiones de Drum & Bass parecen pelear por tomar el control del tema. Junto a este trabajo con la banda sueca encontramos otro tema un poco más metalero, ‘Comprachicos’, el cual pese a su corta duración presenta vocales oscuras y graves potentes que mezcla a su vez percusiones enérgicas y agresivos riffs de guitarra.

Aunque a lo largo de todo el álbum se hacen continuas referencias al mar o a elementos próximos a él tanto en las letras de algunos temas como en samples o sonidos empleados en los mismos, no es hasta los dos últimos temas del álbum cuando nos damos cuenta del sentido del nombre del mismo. En primer lugar, ‘The Fountain’ junto a Steven Wilson de Porcupine Tree, otra colaboración un tanto extraña pero que funciona muy efectivamente. Mezclar la melosa voz de Steven Wilson con largos sintes melódicos salpicados por notas de piano y baterías pegadizas sirve como uno de los puntos finales más interesantes que puede uno encontrar en un álbum. Sin embargo, ‘Immersion’ termina con ‘Encoder’, trabajo que pretende ser algo así como lo que fue ‘The Tempest’ en su segundo LP; una pista de bellas y tristes vocales, largos sintes y gran energía hacia el final. ‘Encoder’ cierra con un riff de guitarra y el bello sonido de las olas y el mar, otra referencia al nombre del álbum.


R-2459096-1285222716_jpeg

The Glitch Mob – Drink The Sea

Géneros: IDM, Glitch Hop

Año: 2010

Sello discográfico: Glass Air Records

Posiblemente lo que más me gusta de The Glitch Mob son sus álbumes, puesto que sin ellos sería imposible entender su música o directamente entenderles a ellos como artistas. No son esa clase de productores que lanzan a la venta tres o cuatro temas a lo largo del año: Ellos siempre te hacen esperar, pero la espera merece la pena puesto que nunca defraudan y eso es debido a que son un cóctel viviente de música, tanto la que es electrónica como la que no lo es: Glitch Hop, IDM, Electro y bastas influencias Dubstep, todo ello mezclado a la perfección, contando al mismo tiempo con un buen manejo de instrumentos acústicos, algo apreciable en la percusión y en un cierto toque rockero. Es por eso que encasillarlos en un género es complejo, aunque está claro que siempre hay artistas que no son encasillables y sin duda alguna ellos forman parte de este grupo.

No creo que esté diciendo ninguna barbaridad cuando afirmo aquí y ahora que ‘Drink The Sea’, su primer álbum de estudio, es uno de los mejores álbumes de música electrónica de la historia reciente. Este álbum cambió las reglas del juego rompiendo las barreras de sonidos tan artificiales como el Electro o el Glitch Hop y otros tan naturales y orgánicos como el Ambient. Un álbum que transmite melancolía, odio, tristeza y alegría a partes iguales. Convirtieron la música electrónica en una banda sonora, en algo que se alejaba del sonido que se esperaba para clubs y grandes eventos, que estaba pensado para transmitir algo distinto y hacerlo en un formato álbum. Una apuesta que pese a sus riesgos les catapultó directamente a la fama en unos Estados Unidos que empezaban a dar sus primeros pasos bajo el influjo del movimiento EDM, en la que ellos (pese a no estar incluidos por su sonido e intenciones) ganaron cierto prestigio como “artistas indie” del sector.

‘Drink The Sea’ es un álbum en toda regla que recomiendo a cualquier persona a la que le guste la música. Sin enlatar esto en géneros, es algo que todo el mundo debe escuchar al menos una vez. Abriendo con ‘Animus Vox’, que en latín viene a decir algo así como “la voz del alma”, nombre que le viene de perlas a una pieza digna de un museo. Con un intro imperial y rasgantes y crudos sonidos de Glitch, es una pieza que nos introduce un álbum como pocos. Seguidamente tenemos ‘Bad Wings’, donde sonidos ambientales muy melancólicos fluyen junto a delicadas notas de piano mientras pesadas percusiones se dejan caer a lo largo del track creando una sensación de cansancio y marcha fúnebre pagana. Pasados estos dos temas, tenemos algunos bastante sonados como ‘Drive It Like You Stole’, una pista divertida y enérgica que incorpora editados riffs de guitarra y que ha sonado ya en numerosos anuncios relacionados con el sector de la automoción del mismo modo que ‘Fistful Of Silence’, tema que le sucede en el álbum y que se puede resumir en algo así como un enorme conjunto de sonidos distorsionados. Otro de los tracks más destacados del álbum es ‘Fortune Days’, el cual nos presenta una gran sensación de grandeza, o ‘How To Be Eaten By A Woman’, el trabajo más agresivo y potente de todo el LP. Seguidamente nos encontramos el único tema vocal, ‘Between Two Points’ junto a Swan, tema muy destacado debido a lo mucho que encajan vocal e instrumental en una pista melancólica pero enérgica. Acercándonos ya al final nos chocamos con ‘We Swarm’, track que se inicia con una percusión de batería y a continuación nos ofrece sintes melódicos y acordes de diversos instrumentos de cuerda. Para cerrar ‘Drink The Sea’ tenemos el tema más indie del mismo, ‘Starve The Ego, Feed The Soul’. Un trabajo calmado, relajante y apagado que, sin embargo, transmite una gran sensación de melancolía.

[siguenos]

  • Ruth

    Completamente de acuerdo con Immersion. Pendulum son simplemente magníficos, nunca me cansaré de escucharlos.

  • Naps

    Gran artículo como siempre, pero algo decepcionado al ver que el álbum elegido de daft punk no sea Alive 2007, en mi opinión le da mil vueltas a Tron.

    • Sam

      Sabía que alguien diría eso, pero tranquilo, habrá más ediciones y no tengas la menor duda de que no va a ser el único álbum de DP aquí, simplemente en esta primera edición me centré en álbumes de 2010 pero en las siguientes habrán álbumes de otros años.

      • Like a duke in his castle

        Sam sabe que el bueno es “Homework”. 1996. Eso sí es dar un giro a la electrónica, independientemente de que te gusten más o menos los temas que los de “Discovery” o “Human After All”. Alive es simplemente un recopilatorio de esos temas mezclados en vivo, por lo que decir que es un tema referencia está próximo a ser una estupidez.

        • Sam GG

          Exactamente, los Alive son recopilatorios de temas, álbumes de estudio tan solo tienen 5:
          – Homework (1997)
          – Discovery (2001)
          – Human After All (2005)
          – Tron: Legacy (2010)
          – Random Access Memories (2013)

  • Uri Lopez

    Gran artículo! Yo he echado en falta el “Worlds” de Porter Robinson, en mi opinión una gran referencia!

    • Like a duke in his castle

      Pocos álbumes tan esperados como “Worlds” han tenido tan poca repercusión al final y han marcado tan poco. Me niego a pensar que agún productor se infuya en ese álbum.

      • Sam GG

        Ahí estoy de acuerdo, y de todas formas tengo pensado centrarme en las dos siguientes ediciones en álbumes de principios de los 90′ y de siglo. Más adelante volveré a tiempos más recientes aunque ya aviso, no tengo pensado hacerlo más por años específicos o géneros. Voy mirando simplemente aquellos que considero importantes por su repercusión, calidad o porque ayudaron en la evolución o expansión de la música electrónica de una forma positiva. El álbum de Porter, pues mira, no lo considero remarcable y creo que en los últimos 30 años han salido álbumes que si merecen estar aquí e incluso me sentaría mal no escribir de ellos.

  • Manu Pérez

    A pesar de ser un EP Scary Monsters giró la dirección de la electrónica, lo espero en la segunda parte.

    • Sam GG

      Aquí me centro en LPs básicamente, por ello no creo que lo incluya aunque si lo hago será más adelante.

  • Espero con ansias los albumes de DVBBS, VINAI y DV&LM en el próximo volumen